lunes, 25 de enero de 2010

En el ojo de la tormenta.

Amaneció, sin más din día soleado, para estar en enero era algo que se salía de lo común y al mirar por la ventana, tanto sol, le provocó una sonrisa. Era un día espectácular, aunque en su universo particular hiciese algo de frío y cierta cantidad de lluvia mojase sus hombros. Tenía ganas de que pasase el tiempo y llegase el momento de encontrarse con la gente, tenía ganas de energía positiva, gente nueva, buenas vibraciones y amigo/as de toda la vida que estuvieran allí para compartirlo. Era como una iniciación en algo que le daba la sensación de que iba a salir bien y se iba a perpetuar en el tiempo. Y eso, quieras que no, le ilusionaba.
Rápidamente volvió al planeta de los vivos, su mundo imaginario muchas veces avanzaba a la velocidad de la luz, mientras que en el real el tiempo se consumía. No iba dejar que eso pasase, tenía que aprovechar, y a pesar del esfuerzo y el cansancio, él tenía claras sus metas y entre ellas no estaba rendirse. Sin más volvió sus ojos al mundo de las letras mientras que por el rabillo del ojo veía como su día soledado se tornaba lentamente gris y húmedo, volvió a sonreir, porque sabía que no llueve eternamente y que algun día no muy lejano el sol saldría también para él.


Acabo de descubrir este grupo, gracias a un nuevo amiguete, espero lo disfruteis tanto como yo.
Besinos.

5 comentarios:

Arcdsa dijo...

Fué a través de Nico? XD

Genial, me encanta esto de intercambiar amistades. :D

Una vez mas enhorabuena por el blog. Está genial. ;)

Perro dijo...

Tankiu man ;)

Javier dijo...

genial eso de andar conociendo nuevas personas e intercambiar puntos de vista diversos :D

Cosechadel66.es dijo...

¿Que hay mejor que compartir?

Carpe Diem

Perro dijo...

La cara de satisfaccion de la gente con la que compartes, para mi lo es todo ;)