lunes, 5 de octubre de 2009

Negociando con la luna.

La noche vertía su oscuridad sobre su mundo, y él mantenía firme su mirada en las estrellas, su pensamiento se anclaba en el deseo que desde hace años inundaba su sien, -¿Porque yo no puedo?-, él quería una vida normal, un trabajo, una pareja, unas rutinas, un perro, una hipoteca, discutir de vez en cuando y amar cada noche, hacer las tareas del hogar, tomar algo con su pandilla, pensar en a que lugar irse de vacaciones, abrazarse a alguien en las noches como esta....
Sin más se hallaba sólo, aunque sentía como cada particula que formaba el firmamento lo tapaba y eso en el fondo le reconfortaba, había aprendido a apartar a la gente que podía significar algo para él, había aprendido a alejarles. Es triste, pero les alejaba para no hacerles daño, en su mente bailaba el -quiero estar contigo-, hablar cada noche, compartir mi vida, pero a la vez sentía que tarde o temprano todo teminaría mal, algo entorpecería el recorrido y antes de que eso sucediese y alguien saliera perjudicado, él mismo se encargaba de cerrar la puerta con mucho cuidado y tacto para que nadie se pillase los dedos...
Se había puesto un límite, tres años como máximo, a partir de ahí, iba a poner en su mirilla enamorarse como opción principal, y aun le quedaban esperanzas de conseguirlo, a tontas y a bobas, ya había pasado un año desde entonces, y en ese tiempo había ido cumpliendo todas las premisas en las que se había comprometido... Sólo esperaba que el destino, cumpliese también, y que en un futuro le augurase, algo bonito... Tras una dura noche de negociaciones con el destino, se dumió con una sonrisa, arropado por las estrellas..

11 comentarios:

Kiara dijo...

Holaa!!

Ummm, muy esperanzador me gusta :P

BYe kiss happy day blogstar ajajaja chau Perro!!

Perro dijo...

;) Me alegro guapa, que tengas una buena semana..

MANUEL MAÑERO dijo...

Oye, y a losq no creemos en el destino? qué nos queda?

Perro dijo...

Siempre hay algo en los que creer, dudo que no tengais nada en l que apoyar vuestras ansias. No obstante si no lo hubiese.. ale ale a buscar pero ya.. ;)

suzisin full dijo...

es realmente interesante como cosas tan rutinarias como el pagar unas facturas, irse a la cama o estar junto a la persona que quieres pueden llegar a ser tan importantes (me incluyo, ya que para mi es algo como el respirar. Respecto al destino....llámalo destino, casualidad, fuerzas de atracción o antojo, pero algo tiene que haber para nunca perder la esperanza, la esperanza que a todos (que nadie lo niegue) nos hace poder levantarnos por la mañana pensando en que si no es hoy, será mañana.

Ros dijo...

que bonito

Perro dijo...

:P

casacelis dijo...

Estimado amigo Perro...

Esto me encanto y es que además, no se porque me trae recuerdos a la mente.

Un abrazo!

Perro dijo...

Yo creo que a todos nos los trae.. Aunque yo lo vivo más en primera persona pero sí...Estaba inspirado, digo yo...

Cosechadel66.es dijo...

La esperanza es lo último que se pierde y lo primero que se deberia buscar.

Carpe Diem

Perro dijo...

Pues sí, completamente de acuerdo ;), aunque en ocasiones es difícil seguir esetipo de consejos..