miércoles, 24 de diciembre de 2008

I'm a terrible person . . . .

Sí, lo se soy un bicho raro, una persona terrible, un mal cuerpo...¿Qué porqué lo digo? Porqué odio la navidad, creo que son unas fiestas diseñadas para hacer felices a unos/as pocos/as, los/as comerciantes, creo que el espíritu navideño es algo metido en nuestras mentes desde que la religión era parte de todos/as nosotros, y como no es algo que dañe la moral de nadie ni haga ningun daño en particular hemos decidido aceptarlo como nuestro, y verlo hasta bien. Porqué, si la gente que dice que no cree en la iglesia pero sí en dios, o ni en dios, es decir son agnósticos, cuando llegan estas fechas, se dedican a repartir amor, a poner luces por todos los lados, y a comprar compulsivamente cosas que de otra forma no nos compraríamos. Simplemente creo que es una disculpa como otra cualquiera para gastar dinero en regalos, una disculpa como puede ser san valentín, u otra 'festividad' del estilo. Yo pienso que los regalos y los detallles se deben de tener todo el año, hay ocasiones que camino por la calle y veo una camiseta, o unos pendientes o unas zapatillas o...y pienso esto le sentaría genial a mi amigo [...] y se lo compro, porque me place o porque en ese momento puedo hacerlo, sólo para ver que cara pone o porque me hace feliz imaginarle con la sorpresa de tener algo que no se espera y que creo que le hará ilusión. Para mi ese es el verdadero espíritu, y no éste. En estas fechas sin que nos demos cuenta los centros comerciales nos cogen de las orejas y nos llevan hasta sus puertas a que gastemos compulsivamente nuestro dinero en ellos...Pues lo siento pero no me da la gana, ya está bien de caer bajo el influjo de la iglesia, y la sociedad. Somos personas que gracias a dior podemos pensar por nosotros/as mismos/as, ¿porqué debemos someternos a un yugo social?
Creo que está bien ser detallistas y gastar nuestro dinero con el prógimo, pero no especialmente en estas fechas, creo que tenemos 365 días para ser explendidos/as...Aprovechémoslos. Bueno creo que ya he sido suficientemente explícito..

Si normalmente no me gusta la navidad... hoy paseando por las calles de mi ciudad... me he dado cuenta de que me gusta mucho menos aun de lo que pensaba... Debe ser que soy una persona terrible.


by El Perro.

2 comentarios:

Argo dijo...

Hay cosas buenas en la Navidad. Detrás de todo ese espíritu consumista hay una pequeña semilla que nos fuerza al menos por un momento a acordarnos de los otros. Hay gente que solo da donativos en estas fechas, por ejemplo. No es un consuelo, pero al menos durante esta época podemos exprimirles el jugo y repartir. Es bueno forzarnos, aunque sea una vez al año a sonreir a los demás.
Me engancho a tu blog, que veo que tienes muchas cosas que contar.

El Perro dijo...

Quizás tengas tu parte de razón, lo que más me ha convencido es exprimir el jugo y repartir, por la gente que lo necesita,, doy el brazo a torcer, pero sólo por ellos/as ;)