martes, 8 de diciembre de 2009

Una noche más....UooooH!

El día transcurría de lo más simple, en el hospital había sido una mañana intensa, aunque a la par que divertida, Marga hasta había soltado algun chascarrillo, cosa rara en ella. Ha de decir que ella le cae bien, cada vez mejor. Tras un jueves deplorable, en el que logró permanecer de juerga cosa de una hora, antes de agobiarse e irse para casa, el viernes pintaba parecido.... Por fin llegó la hora de marchar... Estaba enfurruñado, no tenía ningun motivo explicito, pero lo estaba, y ello le hacía ser ciertamente agrio con los demás... El viaje transcurrió de lo más simple, le acompañaban Vega y Susus, todos/as tenían ganas de llegar a Asturias.. Por fin llegó, y sin más cayó rendido en la cama.... Al día siguiente, llamó a su amiga Ruth, ella es una mujer singular, no hablan tanto como quisieran, pero sí lo suficiente para mantener una relación fuerte e importante, hace muchos años que se conocen, y ella le ha demostrado en demasiadas ocasiones que merece la pena conservar ciertas amistades, como ella o Ali..., del resto mejor ni hablamos.
La tarde fue tranquilita, se vieron, tomaron algo, y decidieron sumergirse en el plan que otra gente tenía preparado para esa noche....
Se trataba de una cena en Gijón, con noche de fiesta posterior, él no conocía a nadie de los/as que participaban de la misma, no obstante tenía ganas de bailar y no pensar, por eso decidió sumergirse en la noche Xixonesa... Todo comenzó con una cena fantástica, en la que poco a poco con cada persona que mezclaba sus palabras, descubría que eran gente maravillosa, y singular, le acogieron como si fuera uno más de ellos/as, o al menos él lo sintió así.... De los postres saltaron a la disco, y de ahí al desayuno... La luz del alba mezclada con gotas de lluvia fresca les hicieron saber que debían de retirarse... No sin antes haber agradecido a esas/os desconocidos una de las mejores noches en mucho tiempo, sin complicaciones, ni lios extraños..., simplemente buen rollo, música, baile, y conversación. El día siguiente se tornó noche, con apenas tres parpadeos, pues su cuerpo acusaba el cansancio...
El lunes decidió pasarlo con Ruth por Asturias perdido, Tazones fue el lugar escogido, comida en La Atalaya y paseo por la Playa de Rodiles... (preciosa he de añadir).
Hoy martes vuelvo a estar en León..., feliz para variar.
Besos y buena semana a todos/as (lo que queda de ella)


4 comentarios:

Stultifer dijo...

Como el cansancio no es acumulable, unas horas de sueño resuelven los inconvenientes.

Perro dijo...

A ello voy...

Javier dijo...

que tal noche pero espero que descanses, andar zzz no es bueno siempre

KINY dijo...

Pues hasta aquí me llego el buen rollo! así que seguro que cansado o no mereció la pena!