sábado, 10 de octubre de 2009

Te deseo . . . . . . . . . . . . . . lo mejor.

El día transcurrió lento, los estragos del día anterior habían hecho mella en él, a su cuerpo le dolía cada articulación, como si hubiese hecho ejercicio sin un precalentamiento, necesitaba descanso, y tras un día que no parecía tener fin lo cogió.. Había quedado con Wendy para ver una peli y pasar la noche en plan relax, pero ambos estaban tan machacados de la decisión de acostarse fue unánime... Se despertó sobre las once de la noche, ya no padecía malestar algun, salvo el muscular.. su cuerpo pedía a gritos algo caliente, y sencillo, así que decidió preperar sopa. Tras una hora sus funciones vitales estaban casi al cien por cien.. Fue entonces cuando sucedió... Él ya no vivía como antaño unido a su movil como si su vida dependiese de ello, pero esa noche recordó que en sueños le había parecido escucharlo sonar... Por hacer tiempo mientras la cena se cocinaba, fue a ver si había sido más fruto de su imaginación que de sus sentidos... Era cierto tenía un mensaje... Con la mayor ingenuidad del mundo, oprimió un botón y el sms se abrió. De repente los ojos se le abrieron como platos, su cuerpo se estremeció, y en su cara se dibujó una sonrisa malébola... Los rebullones habían llegado, ya no volaban sobre la Arauca, sino que habían llegado a casa y se habían puesto en contacto..
El sobresalto y el estremecimiento, fue porque esa persona, para él había significado algo más que un aquí te pillo aquí te mato, y hacía como cuatro o cinco años que no sabía nada.. La sonrisa malévola, fue porque llegaba en el momento propicio.....
Cundo ambos se separaron, fue de la peor forma, ambos sacaron sus garras, y lucharon de forma trival y verbal, intentando herir al contrario en lo más profundo, el rebullón, le había hecho daño, porque él por aquel entonces había estado muy 'enganchado' a ese ser... Pero el tiempo por suerte, pone a cada uno en su lugar, y su predicción de futuro se había cumplido, antes de despedirse definitivamente, él realizó una última predicción al pajarraco, le auguró que pasaría el tiempo, no sabía cuanto, pero que al final regresaría, porque lo que en ese momento recibía le iba a ser muy difícil conseguirlo fuera.. Por suerte no se había equivocado....
La diferencia, es que ya estaba preparado para enfrentarse a aquel ser, su aura estaba limpia, ya no quedaban rastros de sentimiento alguno, y tenía ansia de sangre fresca.. Cual vampiro antes de la cena, sus colmillos brillaron com si fuese a usarlos en cuestión de segundos.....
La mañana llegó con más rapidez de lo imaginado, y él se despertó con una sonrisa, el rebullón, había inclinado su cabeza y él estaba afilando el estoque. No penseis en venganzas absurdas, porque no se trata de eso, simplemente ambos adoraban ese baile tribal que prácticaban desde que se conocían, normalemente yo recibía todos los impactos, pero por fin estaba listo, y él ya no tenía por donde pincharme, era la hora de que él recibira... Al final siempre me da pena, y termino no trinchando nada, pero la ilusión es lo último que se pierde...

Como cambian los tiempos, todo empezó con esta canción... nuestra canción...la que me martirizó los oidos durante todo el proceso....

Si un día lloré, eso ahora ya pertenece al pasado.

2 comentarios:

KINY dijo...

Pues entonces que VIVA MALú Q llorar engrandece si sirve, seguro que le sirvió............

Cosechadel66.es dijo...

Llorar siempre importa...

Carpe Diem