domingo, 8 de febrero de 2009

Principio de incertidumbre.

La mayor parte del tiempo pensaba en el día a día, no se le ocurría pensar que esa vejez de la que todo el mundo hablaba, que se suponía que nos iba a llegar a todos/as, que estaba en camino, y que algún día le tocaría. Todo el mundo habla de la muerte, y de la vejez, pero siempre de forma heterea, porque a día de hoy es algo tan lejano, que cuesta pensar que habrá que pasar por ella en el mejor de los casos. Hasta la gente de avanzada edad, ve la vejez como algo lejano... ¿A que teme más el hombre o la mujer, a la vejez o a la muerte?, ¿que es más difícil de sobrellevar?, un futuro incierto en el que envejecerás, y si tienes suerte podrás valerte por ti mismo/a hasta el fin de tus días, o un futuro en el que envejecerás y dependerás de otros, que a día de hoy no sabes quienes serán. Es difícil pensar en todas estas cosas, cuando apenas tienes dos cuartos de siglo... La mayoría de las personas prefiere dejarlo pasar y esperar a que el tiempo les sorprenda.
Él llevaba toda su vida dándole vueltas al tema, y nunca encontraba una respuesta que le satisfajese, por un lado no sabía que era mejor, si esperar, si suicidarse y terminar con todo, si dar rienda suelta a su imaginación y desarrollar todas las locuras juntas, para disfrutar al máximo del tiempo de su vida que él era capáz de controlar, o si debería trabajar a destajo para procurarse una vejez sólida..., su vida siempre había sido un maremagnum de vivencias, y no sabía como debía de comportarse.... En el fondo, toda esta vorágine de pensamientos, había surgido por un sentimiento de culpa, algo que le consumía en su día a día... algo que temía enórmemente enfrentar y que sabía que en unas semanas a más tardar debería de hacerlo.... Para variar, optó por ponerse una canción bonita y dormir, que por el momento era lo que mejor funcionaba como solucionador de problemas.... ¿Acaso sería la muerte así de dulce?, por suerte o por desgracia, tendría que averiguarlo cuando ésta decidiese venir a por él, porque él no tenía el valor suficiente para enfrentarla.

2 comentarios:

KINY dijo...

L vejez es símbolo de vivencias y experiencias al igual como dices....también de miedos, y preguntas.....creo que no acaban nunca verdad???

Buen relato un beso. 13/05

Perro dijo...

También es coincidencia xDD. Un bes mi niño ;)